Para nadie es un secreto que Colombia cuenta con muchos acentos, entre esos el paisa, el costeño y el caleño. Este último cuenta con una variedad increíble para definir una sola palabra.

Para empezar un caleño te va a saludar: “Qué hubo parcero” o “¿bien o qué?”. Luego te invitará a un borondo, roce o en definición un paseo. Si lo tuyo es la rumba, pues deberás tener el tumbao o flow y tirar paso con todas las fuerzas.

Pero sobre todo, un caleño te abrirá los brazos para darte una gran bienvenida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *