Muchas son las historias que se tejen a través del origen de este delicioso y suave pan de maíz. Algunos dicen que el Pandebono lo inventó un italiano que lo vendía a perifoneo de su voz, en bicicleta y con canasta a mano, gritando (y mezclando su lengua natal con el español) “lleve, lleve pan del buono” por querer decir “pan del bueno”.

Otros versiones cuentan que se inventó en una antigua hacienda entre Dagua y Cali llamada El Bono, reconocida por un pan hecho a base de maíz curado, queso cuajada fresco, almidón de yuca, azúcar, sal, leche y huevos . Entonces muchas personas iban en caballo a comprar el “pan de El Bono”.

Lo cierto es que Cali se convirtió sin duda alguna en la sucursal del cielo y del Pandebono, y el Hotel Santiago de Cali en un lugar lleno de las más deliciosas tradiciones vallecaucanas.

¿Te antojaste de un Pandebono ahora en la tarde?… Nosotros también, de hecho ya tenemos una avenita para acompañarlos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *